La presencia de SL en San Marcos

Portada de Caretas en 1987 alarma a la sociedad sobre la presencia de grupos terroristas en la Universidad.

Portada de Caretas en 1987 alarma a la sociedad sobre la presencia de grupos terroristas en la Universidad.

Hasta el día de hoy se piensa que Sendero Luminoso tuvo una presencia física importante en San Marcos durante la década de los ochenta. Los medios de comunicación y la consiguiente opinión de la ciudadanía ayudaron a sedimentar esta idea. Por ello, no sorprende que, aun cuando se trate de las movilizaciones que actualmente realizan los estudiantes sanmarquinos, se hable de la presencia de grupos senderistas. Como señala el Informe de la CVR, mucho de ello parte de un desconocimiento de causa y de las verdaderas condiciones en las que se encontraba San Marcos durante esta década. Lo cierto es que su presencia en la Universidad no fue tan importante como se suele decir y que, por el contrario, se generó un grupo de resistencia dentro de San Marcos que intentó por todos los medios contrarrestar las prácticas violentas del PCP-SL. La opinión pública condenaba a los sanmarquinos de terroristas y, como también señala el Informe, ello promovió que más adelante nadie mostrara su oposición frente a las intervenciones policiales de finales de los ochentas y las intervenciones militares de principios de los noventas.

En el quinto tomo del Informe de la CVR, se analiza el caso de la UNMSM como una historia representativa de la violencia política. Este capítulo analiza las cuatro etapas de violencia en las que se vio envuelta la Universidad. En una primera fase, el Estado se muestra indiferente hacia los problemas de la Universidad y los alumnos demuestran su inconformidad con una serie de protestas. Estas movilizaciones serán vistas por la opinión pública como operaciones terroristas. Esto promueve una segunda etapa que serán las desproporcionadas intervenciones policiales de fines de los 80s. Con la llegada de Fujimori al poder y como parte una política contrasubversiva, se pasó a una etapa de militarización de la vida universitaria, lo cual tuvo como consecuencia una serie de ataques contra los derechos fundamentales. Una última etapa estaría caracterizada por la intervención de Fujimori en la administración de la Universidad.

Este capítulo brinda muchas luces sobre la investigación que realizaré en este blog. En este se presenta, por ejemplo, cómo, para principios de la década de los 80s, la presencia de SL era limitada en la Universidad. Se publicaban algunas de sus actividades en las pizarras del Movimiento Estudiantil, se distribuían volantes y se hacían algunas colectas para los presos de terrorismo al interior del campus, pero eso era todo. Por ese entonces, el Frente Democrático Popular –una alianza conformada por miembros de la izquierda legal, que, con la fundación de Izquierda Unida en 1980, cambiaría su nombre a IU- San Marcos− presidía la Federación de Estudiantes de la Universidad (FUSM). Esto, evidentemente, significaba una limitación para los grupos subversivos que querían apropiarse de algunos espacios en la Universidad. El Informe señala que, recién en 1984, el PCP-SL empezaría a hacerse cada vez más visible. Empezarán a contar con militantes en carreras como Historia, Educación, Psicología, Química e Ingeniería Electrónica y recibirán el apoyo de ex militantes del FER Antifascista y el FEUL (frente dirigido por Puka Llaqta), además de algunos docentes. Asimismo, tendrían el apoyo de un grupo de estudiantes de Derecho, denominados Asociación de Abogados Democráticos, quienes se encargaron de la defensa de varios senderistas presos. Esta institución fue presidida por Alfredo Crespo, actual abogado de Abimael Guzmán.

Para la segunda mitad de la década, los militantes de SL provenían también de los centros preuniversitarios, César Vallejo y ADUNI. El PCP-SL empezó a tener presencia en los comedores, donde se mostraban discursos alusivos a la importancia de la lucha armada, pero aun en ese lugar, donde se suponía tenían un control importante, nunca tuvieron un control absoluto. Sendero Luminoso trabajó también al interior de los grupos de danza, teatro y música popular. Por su parte, también se aprovecha de los comités de lucha pro facultad y los comités de lucha por el traslado interno para bloquear el accionar de otros partidos, sobre todo de aquellos que venían de la izquierda legal. Con el tiempo, SL empezó a recibir apoyo de algunos miembros decepcionados de Puka Llaqta y otros grupos que apoyaban la guerra popular, pero nunca llegaban a concretarla. En esta línea, PCP-SL sí era coherente con su discurso.

Como señala el Informe, recién entre 1987 y 1989 la presencia de SL en el campus aumenta considerablemente, gracias al debilitamiento de la izquierda legal y de los frentes estudiantiles de la Universidad. Debido a la ausencia de grupos organizados en SM para principios de los noventa, SL empezó a actuar con mayor agresividad, castigando a aquellos alumnos que se rebelaban. Con la militarización de San Marcos, la desaparición de SL no solo no se llevó a cabo, sino que se acentuó en un clima en el que permeaba la violencia. Solo la captura de Abimael Guzmán en septiembre de 1992 llevó al PCP-SL a la crisis y a la pérdida de sus militantes. Este fue el comienzo de una paulatina desaparición de las fuerzas senderistas en San Marcos. Como lo presenta la CVR, es necesario observar hasta dónde llegó la presencia del PCP-SL en la Universidad. Entender que, pese a que logró capturar simpatizantes, tuvo también mucha resistencia. La militarización de la Universidad, entonces, no tenía una justificación concreta e incrementó, además, el índice de violencia. Asimismo, como lo señala el Informe, no fue ese el motivo por el que desapareció Sendero de la Universidad.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cuadros y apuntes

2 Respuestas a “La presencia de SL en San Marcos

  1. Tio Oscar

    Soy ex San Marquino y a pesar de ello creo que la militarización de la universidad fue un paso acertado pues encaró directamente a SL, se mostró la fuerza de un gobierno democrático (en esos momentos) y se dio el mensaje que la universidad no es otro país sino que, por los impuestos que todos pagamos, es de la sociedad y nos es propiedad de alborotados y desadaptados estudiantes comunistas.

    • Gio

      Sí, y también fue importante que un gobierno “democrático” pisotee los derechos de la gente y combata el terror con más terror para “mostrar su fuerza”, bravo por eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s