Cronología de los hechos

He preparado una cronología con los hechos más importantes de la década de los ochenta en San Marcos. La información ha sido obtenida del libro Violencia política en el Perú 1980-1988, publicado por DESCO, y del Tomo V, capítulo II, del Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación. En amarillo aparecen los hechos que están relacionados directamente con la política universitaria y, en blanco, los hechos que aparecieron publicados en los periódicos y que, en la mayoría de casos, se tratan de referencias a estudiantes de San Marcos involucrados en actos terroristas.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Cuadros y apuntes

Caretas 1986 (n°914): La desilusión

Caretas n°914, págs. 35-38

Antonio Cornejo Polar fue rector de la UNMSM solo un año y medio. Durante este tiempo, Cornejo Polar emprendió una tarea casi heroica, pues, al mismo tiempo que tenía que mejorar las instalaciones de la universidad con un presupuesto absurdo y mejorar el nivel académico con profesores a los que no les podía ofrecer un salario digno, el caos y la violencia seguían reinando en el campus. Caretas publica esta entrevista a raíz de su renuncia irrevocable al rectorado. La entrevista es de Alberto Bonilla y las fotos de Oscar Medrano.

El periodista inicia la nota con una afirmación que devela uno de los grandes problemas de la UNMSM para la época: “lo que más preocupa a la opinión pública con relación a San Marcos es la casi probada presencia de Sendero a su interior”. Si ese es el tono con el que empieza el artículo, podemos imaginar que lo que el entrevistador va a  intentar es que Cornejo Polar señale que su renuncia se debe a la presencia de grupos subversivos. Pero el entrevistado evitará que esto suceda. Por eso dirá al respecto que, “en San Marcos, si se revisa las pintas que se hicieron desde hace varios años, uno descubre que hay de todas las tendencias, desde la derecha hasta la extrema izquierda”.

El periodista seguirá insistiendo en torno a la infiltración de senderistas en el campus, al punto que dirá: “se señala a la ciudad universitaria como uno de los santuarios de Sendero”. Cornejo Polar finalmente aclarará este punto: “Allí hay que distinguir muy claramente -es peligroso no hacerlo-  entre los grupos subversivos como Sendero y aquellos otros que siendo de una izquierda muy radical no están en la lucha armada aunque son los que normalmente realizan acciones en la vía pública”. Luego aclara que su renuncia se debe a que “no había imaginado la magnitud de sus problemas”. Señala, seguidamente, la ausencia del gobierno en cuanto a apoyo económico, así como la falta de una política universitaria a nivel nacional.

Casualmente, en 1986, Cornejo Polar se pregunta sobre el problema de las universidades privadas. En los últimos meses y a raíz del caso de la universidad Alas Peruanas, esté ha sido el tema de debate en todas las esferas. Cornejo Polar señala, en ese momento, que uno de los problemas a los que se enfrentan las universidades públicas es que compiten con las privadas, a las que el gobierno y las empresas suelen favorecer. Este problema, como sabemos, se acentuará cuando Fujimori adopte nuevas leyes para la creación de universidades. Finalmente, señala que el problema de San Marcos es, sobre todo, académico. Por lo mismo, termina diciendo que, para lograr un cambio, se debe “acabar con esa tradición nefasta a través de la cual se imponía el facilismo para los estudiantes, la mediocridad para los profesores”.


1 comentario

Archivado bajo Entrevistas, Monitoreo de medios, Registro fotográfico, Testimonios

Caretas 1985 (n°870): La esperanza

Caretas n°870, 30 de septiembre de 1985, págs. 56-58

La llegada de Antonio Cornejo Polar al rectorado de la Universidad San Marcos en 1984 se observa con la esperanza de que las cosas en San Marcos iban a cambiar y para bien. Recién en este artículo se mencionan las irregularidades estatales que permitieron la debacle de San Marcos. Se señala, por ejemplo, que fue la ley universitaria de finales de la década del sesenta la que conllevó a la anarquía de los programas estudiantiles. A ello se sumaba un magro presupuesto y la exagerada politización de los claustros. Xavier Ugarriza se pregunta en esta ocasión si, frente a todos estos impedimentos, existe la posibilidad de salvar la Universidad.

El Dr. Antonio Cornejo Polar fue un destacado crítico literario y profesor universitario. Recibió su doctorado en la UNMSM, fue profesor de esta universidad y en el 1985 se convirtió en rector. Cuando empezó su rectorado, Cornejo Polar no sabía a lo que se enfrentaba. Este artículo presenta sus primeras estrategias de defensa: librar de basura y paredes pintadas al campus universitario. Y así lo hizo. Sin embargo, este solo era el primer paso de una tarea ambiciosa: “poner orden en ese centro de estudios”. El artículo de Ugarriza presenta con mucha esperanza esta nueva fase de la UNMSM, una fase que buscaría el retorno a la seguridad, pues solo unos días antes de la publicación de esta artículo, San Marcos había sido declarada en estado de emergencia a raíz de que “una estudiante fue asaltada a las nueve de la mañana en plena ciudad universitaria”.

Como señala Cornejo Polar en esta nota, “el problema sanmarquino, aunque académico, tiene raíces históricas en el aspecto económico”. La falta de presupuesto habría traído como resultado la decadencia del campus. Por su parte, Cornejo Polar sostiene que esta nueva fase de la vida universitaria intentará “dar una nueva imagen a la opinión pública”. Pese al tono esperanzador que se refuerza en todo el artículo, el entonces rector señala que las dimensiones de la crisis de San Marcos sobrepasaron sus expectativas: “Para mí es una suerte de gran decepción tener que ejercer el rectorado para ocuparme de problemas de agua y desagüe”. Como veremos en el siguiente artículo de Caretas, el pesimismo de Cornejo Polar lo hará renunciar a su cargo solo un año después y ello consecuentemente incrementará la opinión negativa del estudiante sanmarquino. Esta es la primera vez que Caretas le da voz a las autoridades académicas, pues anteriormente había enfocado el análisis en el rol de los estudiantes.

2 comentarios

Archivado bajo Monitoreo de medios, Registro fotográfico

UNMSM y la defensa de Fujimori

Rafael Merino Bartet, quien trabajó como analista personal de Montesinos en el SIN,  declaró durante el juicio al ex presidente Alberto Fujimori en qué consistió el análisis que realizó el SIN para la consiguiente intervención militar de las universidades. Según Merino Bartet, uno de los puntos importantes de su análisis es que se había confirmado que los terroristas utilizaban los buses para hacer captación de futuros terroristas. Como medida de contraataque, el gobierno reparó mil buses en desuso para mostrar en esa acción una medida de apoyo a los estudiantes.  El analista no aclara – por lo menos, no con consistencia- cuáles fueron las razones que permitieron la intervención militar y, en todo caso, el argumento que utiliza de los buses parece insuficiente. Aquí les presento su testimonio:

Por su parte, en el testimonio de Fujimori, se señala que las intervenciones a las universidades buscaban el apoyo a los estudiantes, que se encontraban capturados por los grupos terroristas. No menciona cómo se llevaron a cabo estas intervenciones y si se violentaron algunos derechos; menos aun se señala cuáles fueron las circunstancias que lo llevaron a concluir que las universidades estaban totalmente controladas por los grupos subversivos. Además, afirma que el pueblo apoyó esta acción. Como veremos, la opinión pública fue la que hizo posible que se generara esta reacción en la ciudadanía. Por lo mismo, los medios tuvieron una gran responsabilidad en esta materia.

1 comentario

Archivado bajo Monitoreo de medios, Registro audiovisual, Testimonios

Comentario de Dante Castro

El escritor Dante Castro, también estudiante de San Marcos durante la década de los ochenta, ha dejado un comentario a la entrada del testimonio de Mario Munive. Lo publico aquí para darle mayor espacio a su posición respecto de las balaceras y enfrentamientos al interior del campus.

La hidalguía del profesor, es indiscutible. Como él hubieron muchos que persistieron en dictar clases dentro de un clima hostil. Habría que precisar, más bien, de qué acontecimiento se hace la crónica de los bombazos y balaceras. Quienes menos balaceras hicieron en San Marcos, en los años 80′, fueron los senderistas. Casi todas las explosiones ocurridas en el recinto universitario eran de las broncas entre Patria Roja-Izquierda Unida contra sus masivos adversarios del FER antifascista y sus aliados del FDR. Por supuesto, una bronca de tales niveles, involucraba a grandes cantidades de contendores y elevados niveles de violencia. Por supuesto, para ganar la bronca, era necesario apagar la luz del pabellón atacado o de toda la universidad si era posible. Las enormes pintas del PCP-SL han sobredimensionado su presencia en la UNMSM donde jamás dominaron un solo gremio en los 80′.
En 1983 la mayoría de incursiones de SL a la UNMSM se hacían por piquetes que, aprovechando noches de apagón en Lima, daban discursos en el patio de Letras, en Derecho o en la escalinata de Economía.
Ya entre 1988-1992 el PCP-SL tenía un mayor nivel de crecimiento horizontal entre la masa estudiantil, guardando un perfil bajo, manteniendo sus pizarras en cada facultad y haciendo pintas de madrugada. Como no estaban interesados en la lucha por los gremios, no participaban directamente en los enfrentamientos armados entre estudiantes.

1 comentario

Archivado bajo Testimonios

Caretas 1985 (n° 850): ¿Autonomía universitaria?

Caretas n°850, 13 de mayo de 1985, pág. 18-19

Caretas n°850, 13 de mayo de 1985, pág.19 En mayo de 1985, la revista Caretas publica un artículo sobre los límites de la autonomía universitaria. José Gonzales, autor de la nota, se pregunta hasta qué punto se puede respetar la autonomía universitaria si existen pruebas concretas de la presencia de grupos terroristas al interior de las universidades. El artículo surge en respuesta a las declaraciones del entonces ministro del Interior, Óscar Brush, que señaló que las viviendas universitarias de las universidades públicas podrían ser refugios de grupos terroristas y que se “estaba estudiando los mecanismos legales respectivos para encontrar el camino apropiado que permita la inspección”.

Si bien el periodista afirma que la presencia de estos grupos no es físicamente significativa al interior de la UNMSM, sí señala que “aprovechando la situación de caos,  grupos pequeños no solo imponen su minoría ruidosa sobre la silente mayoría estudiosa, sino que por lo menos hacen la vista gorda ante la infiltración de grupos violentistas”. Luego menciona (como se puede observar en la fotografía de la segunda página) de que hay pruebas explícitas que, tanto Sendero como los Tupacamarus, tienen afanes propagandísticos dentro del campus. Existían dos periódicos murales en las paredes del primer piso del pabellón de Letras que no solo afirmaban su apoyo a la lucha armada, sino que enseñan la forma de preparar cocteles molotov. Además, sostiene que otra prueba de la infiltración violentista al interior de las universidades públicas son los disturbios de la Universidad La Cantuta y la cantidad de reconocidos senderistas que han pasado por sus aulas.

El artículo pretende dejar la pregunta abierta para la futura reflexión del lector. Señala, por ejemplo, que si bien se ha demostrado que las intervenciones militares a las universidades pueden tener consecuencias nefastas (como fue en el caso de Odría), habría que considerar cuál es la figura cuando se trata de combatir la violencia armada. Finalmente, apela a las autoridades universitarias -aparentemente anónimas- para que realicen una exhaustiva investigación sobre los autores de los periódicos murales. De no ser así, señala el autor, “la propia universidad podría sufrir daños irreparables”.

2 comentarios

Archivado bajo Monitoreo de medios, Registro fotográfico

Testimonio de Sandro Chiri

Miembros del grupo Kloaka: Mary Soto, Domingo de Ramos, José Velarde, Róger Santibáñez, Mariela Dreyfus, Edián Novoa y Guillermo Gutiérrez, en El Agustino (1982)

El poeta Sandro Chiri, profesor de Temple University (Filadelfia, Estados Unidos), nos entrega este interesante artículo sobre la poesía peruana de la década de los ochenta. Chiri fue estudiante sanmarquino durante los ochenta y, al igual que Rocío Silva, pertenece a una generación de poetas que respondió con el arte a las absurdas expresiones de violencia que se manifestaban día a día en el país. Los invito a leer un pasaje de este artículo para que se den una idea de la atmósfera en la que se situaba el ciudadano común -y el poeta- en estos años.

“La violencia copó todos los espacios, acciones y discursos. Son los años en que miles de peruanos abandonan la patria en busca de mejores horizontes. Da la sensación de que no hay salidas posibles. El centro de la ciudad ha quedado a su suerte. La lumpenería en su faceta delincuencial arremete con la mayor impunidad. La palabra seguridad no existe. El Estado opta por el toque de queda. Los ciudadanos ponen rejas a sus puertas y ventanas. Los movimientos insurgentes raptan gente con poder económico para cobrar cupos o hacen explotar carros bombas en cualquier punto de la ciudad. La vida no vale nada. Todo es zozobra y desesperación.

Este rápido recuento me sirve para contextualizar la poesía peruana de los años 80, sin olvidar, por cierto, que es la poesía el último reducto en que se representa simbólicamente una nación”.

Nota

Para conocer un poco más sobre el grupo Kloaka (al que seguramente retornaremos en otros posts) lean este artículo de César Ángeles, publicado en el 2004. El artículo cuenta además con anexos sobre el grupo Kloaka, entre los que se presentan poemas y la nota en que se señalan las razones de la expulsión de Guillermo Gutiérrez, Julio Heredia, Mariela Dreyfus y Mary Soto del grupo (La foto que aparece al principio de este post proviene de este artículo).

Publico la película que realizó Emilio Bustamante sobre el grupo y que llega a nosotros gracias al poeta Fernando Obregón, que la subió a Internet. Para más información sobre la película, leer el post de Obregón.

2 comentarios

Archivado bajo Lectura obligatoria, Registro audiovisual, Testimonios